Consejos básicos para mantener una buena salud bucodental

Nuestro equipo clínico, incide en la importancia de cepillarse los dientes y las encías después de cada comida, de lo contrario, estas se inflaman por las bacterias que se encuentran en la placa. Si el proceso inflamatorio es reversible, se denomina gingivitis. Esta inflamación superficial de la encía se puede sanar con una limpieza profesional y el aumento de la higiene.

 

Si la gingivitis se mantiene mucho tiempo, se inicia la periodontitis. Esta provoca además de inflamación de la encía ya mencionada, una destrucción más profunda que afecta a otros tejidos del periodonto, es decir, al hueso alveolar, al cemento del diente y al ligamento periodontal.

 

Para evitar llegar a este punto, es importante seguir los consejos que les dejamos a continuación:

 

  • Cepillar los dientes y las encías después de cada comida, al menos 3 veces al día.
  • Realizar limpiezas linguales.
  • Utilizar hilos dentales o cepillos interdentales al menos dos veces al día.
  • Mantener una dieta equilibrada evitando el exceso de azúcar.
  • Acudir al dentista cada 6 meses para realizarnos una limpieza bucodental en manos de un profesional.
  • Cambiar el cepillo de dientes cada mes y medio o dos meses.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp